domingo, 24 de abril de 2016

Esus


Esus era el dios galo de los bosques, considerado por los pueblos celtas como el leñador divino, que se aparece en ocasiones cortando la leña con la que alimentar las hogueras para los sacrificios.

En la batalla era un asesino violento y sanguinario. Había la costumbre de sacrificar prisioneros de guerra en su honor, a los que se acuchillaba por la espalda, aunque se creía que le complacía más que los ahorcaran en un árbol. Los druidas leían las convulsiones del sacrificado, con las que profetizaban futuros acontecimientos.

Se le asociaba a Teutates y Taranis, formando así una terrible triada divina de la muerte y la oscuridad. Su esposa Rosmerta, era la diosa del fuego, la abundancia y la muerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada