domingo, 19 de enero de 2014

Mito y religión


Un asunto que suele provocar debates de larga duración y de escaso acuerdo es el que se cuestiona sobre los límites y fronteras que deben establecerse para diferenciar la mitología de la religión. El reto es complicado, acaso innecesario, puesto que ambas materias discurren por senderos que se entrecruzan con suma frecuencia. Deberá aceptarse, quizá, la inconveniencia de practicar sobre ellas cualquier tipo de microcirugía destinada a separarlas en dos partes autónomas, puesto que su estudio individual, como si hubiesen evolucionado en paralelo, parece condenado a ofrecer conclusiones poco esclarecedoras. En cualquier caso, sí es oportuno recalcar que el mito va más allá de lo religioso, puesto que acostumbra a edificarse sobre bases cuya principal característica no está vinculada con los sucesos de origen sagrado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario